¿Estás preparado para dejar de fumar?

¿Estás preparado para dejar de fumar?

Estado de la decisión de dejar de fumarYa hemos dedicado varios artículos a hablar sobre tomar la decisión de dejar de fumar y hoy vamos ha hacerlo nuevamente. En general, al fumador le cuesta tanto tomar una decisión a este respecto que vale la pena ayudarle un poco, de modo que todo lo que hablemos sobre este asunto está más que justificado. Una vez que el fumador ha tomado la decisión solvente de dejar de fumar ya tiene hecha la mayor parte del trabajo.

Seguidamente veremos por encima algunas cosas que pueden ayudarte a tomar esta decisión y que están basadas en el hecho de que dejar de fumar es un proceso de cambio profundo en la vida del adicto al tabaco.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

En 1983 Prochaska y Diclemente propusieron que las conductas adictivas no son un fenómeno de todo o nada, sino que se pasa por toda una serie de fases hasta que se consigue la abstinencia a largo plazo. Estos autores propusieron un modelo en el que los estados de cambio son su eje conductor y se evalúan mediante cuestionarios.

A lo largo del tiempo se han realizado infinidad de variaciones y adaptaciones, tanto por los propios autores como por parte de otros investigadores. En relación con la toma de decisión de dejar de fumar seguiremos un trabajo de Eric Roth y Scherezada Exeni publicado en 2010, que considera tres estadios de cambio evaluados mediante un cuestionario de 25 preguntas. Más adelante veremos este cuestionario y podrás hacer una evaluación preliminar de cual es tu estado, pero no pretendo que sepas en qué estado te encuentras, lo que pretendo es que reflexiones sobre este asunto de modo que puedas progresar en tu estado hacia la meta final de dejar de fumar.

Según estos autores se pueden diferenciar tres estados de cambio, la precontemplación, la contemplación y la acción.

Precontemplación

La persona que se encuentra en esta etapa no es consciente de que tiene un problema o niega que lo tenga. En ocasiones tiende a ver un problema pero culpa a factores externos o bien se siente molesto pero no asocia esta sensación con el problema.

En esta etapa el fumador no se plantea dejar de fumar en un plazo de 6 meses o más y suele tener una conducta defensiva y resistente contra la propia idea de dejar de fumar o contra intentos de otras personas de ayudarle. Es frecuente que esté desmoralizado por fracasos anteriores y evite leer, escuchar o hablar acerca del tabaquismo. Esta fase puede durar muchos años.

Contemplación

Se caracteriza por ir y venir entre la decisión de dejar de fumar y su abandono. Los fumadores que se encuentran en esta etapa son muy conscientes de su problema y lo han internalizado como tal. En esta etapa se declaran responsables de su conducta y quieren cambiar pero no se sienten preparados para iniciar cambios reales. Si lo intentan, lo más probable es que fracasen por falta de planificación o de motivación.

Es muy posible estancarse aquí y no pasar a la siguiente etapa. La ambivalencia que experimentan puede hacerlos quedarse en esta etapa durante años, convirtiéndose en “contempladores crónicos”, que tienden a imaginarse que dejan de fumar sin hacerlo nunca.

Acción

La “acción” implica un cambio evidente del comportamiento, por ejemplo dejar de fumar. En este estado del cambio ya se ha tomado la decisión. En esta etapa se pueden confundir las acciones realizadas con un cambio efectivo. Para que ocurra un verdadero cambio se deben modificar no sólo en las acciones sino también la conciencia, las emociones, la autoimagen y el pensamiento.

Cuando la preparación y la planificación han sido correctas el fumador está listo para emprender acciones y se congratula de realizarlas. Hay un compromiso serio y la seguridad de que el esfuerzo merecerá la pena.

Manual GRATIS: Un Día Feliz Sin Tabaco

Cuestionario

Puedes realizar este cuestionario para ver como de madura está tu decisión de dejar de fumar aunque, como hemos dicho más arriba, se trata más de utilizarlo como un elemento de reflexión que como una herramienta para determinar cual es tu estado actual. No obstante, el conocer tu estado es información adicional que puede ayudarte a progresar en la consolidación de tu determinación para abandonar el tabaquismo.

Para realizar la valoración tienes que asignar a cada una de las 25 frases que aparecen más abajo una puntuación de 1 a 5 teniendo cada respuesta el siguiente significado:

1 = Totalmente en desacuerdo.

2 = En desacuerdo.

3 = Indeciso.

4 = De acuerdo

5 = Totalmente de acuerdo.

Toma papel y lápiz y apunta los números de sentencia y su puntuación. Al contestar tienes que responder a lo que piensas “ahora”, no a lo que hayas pensado en alguna ocasión o a lo que te gustaría pensar.

  1. “En lo que a mí concierne, no tengo ningún problema que necesite cambiar”.
  2. “Creo que podría estar listo para hacer mejoras en relación con mi hábito de fumar”.
  3. “Estoy haciendo algo sobre el problema de consumo de tabaco que me ha estado molestando”.
  4. “Podría valer la pena trabajar sobre mi problema de consumo de tabaco”.
  5. “No tengo ningún problema con el cigarro, no tiene sentido para mí buscar ayuda para dejar de fumar”.
  6. “Finalmente estoy haciendo algo para resolver mi problema de consumo de tabaco”.
  7. “A ratos mi problema es difícil, pero sigo tratándolo de resolver”.
  8. “Buscar ayuda es una pérdida de tiempo para mí, porque este problema no tiene nada que ver conmigo”.
  9. “Creo que he cometido errores, pero no hay nada que realmente deba cambiar”.
  10. “Realmente estoy trabajando duro para dejar de fumar”.
  11. “Tengo un problema con el tabaco y pienso seriamente que debería resolverlo”.
  12. “Aunque no siempre tengo éxito para cambiar, al fin estoy trabajando para dejar el cigarro”.
  13. “Pensé que si encaraba el problema me libraría de él, pero algunas veces tengo todavía que seguir peleando”.
  14. “Desearía tener más ideas sobre cómo dejar de fumar”.
  15. “Empecé trabajando yo sólo con mi problema, pero me gustaría tener un poco de ayuda”.
  16. “Tal vez debería buscar ayuda para dejar de fumar”.
  17. “Yo podría ser parte del problema, pero realmente no creo que lo sea”.
  18. “Tengo la esperanza de que alguien pueda darme buenos consejos sobre cómo dejar de fumar”.
  19. “Cualquiera puede hablar de cambiar, pero yo estoy haciendo algo más que hablar para dejar de fumar”.
  20. “Toda esta cháchara sobre psicología es aburrida, la gente debería olvidar sus problemas”.
  21. “Esto es frustrante, si dejara de fumar pienso que sería fácil recaer”.
  22. “Tengo preocupaciones como toda la gente, no debería perder el tiempo pensando en ellas”.
  23. “Estoy trabajando activamente sobre mi problema de consumo de tabaco”.
  24. “Prefiero aprender a vivir con mis errores en lugar de tratar de cambiarlos”.
  25. “Después de todo lo que hice para dejar de fumar, no he podido escapar del problema”.

Ahora puedes sumar las puntuaciones agrupándolas de acuerdo con el estado con el que mejor se asocian para saber donde te encuentras.

Precontemplación: 1, 5, 8, 9, 17, 20, 22, 24

Contemplación: 2, 11, 13, 14, 15, 16, 18, 21, 25

Acción: 3, 4, 6, 7, 10, 12, 19, 23

¿Que puedo hacer ahora?

Aunque no lo piense así, la mejor meta que puede buscar todo fumador es abandonar su dependencia del tabaco. A sabiendas de todo lo anterior, para los “precontempladores” lo mejor es la reflexión y el análisis de los riesgos para su salud de seguir fumando. Puede ser útil hacer listas de los pros y los contras de dejar de fumar.

Para los “contempladores es el momento de ir preparándose para la fase de acción, estudiar métodos para dejar el tabaco, plantearse pasar un día sin tabaco, estrategias para suplir la carencia de nicotina y modos de afrontar la vida en unas condiciones de abstinencia.

Si ya estás en la fase de acción, nunca abandones. Tienes que ser consciente de que realizar todos los cambios requeridos en tu mente es un proceso de aprendizaje que puede llevar tiempo, y tienes que saber que las recaídas son normales en todo este  proceso.

Si sufres una recaída tienes que seguir en la brecha o correrás el riesgo de volver a la fase de precontemplación. No abandones y mira el lado bueno de las cosas, hace unos meses o unos años ni siquiera lo habrías intentado y, por otra parte, has conseguido vivir un periodo de abstinencia más o menos prolongado, lo que demuestra, al igual que los logros de otros exfumadores, que dejar el tabaco es posible.

Gracias por leer estas líneas.

Luis Ángel Marqués.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuándo dejar de fumar, Decisión de dejar de fumar, Métodos para dejar de fumar, Técnicas para dejar de fumar, Un día sin tabaco y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Estás preparado para dejar de fumar?

  1. lidia morales dijo:

    Quiero recibir el manual

    • Hola Lidia:
      Veo en la base de datos que has intentado varias veces descargar el libro. También veo que has solicitado participar en el programa de abandono de la nicotina DFCC pero que no lo has iniciado.
      Supongo que no estás recibiendo los correos que te enviamos, asegúrate de que no han quedado en la carpeta de spam u otras como social o promociones.
      Para tener la etiqueta de spam debajo de recibidos sigue estos pasos;
      -Rueda dentada
      -Configuración del correo
      -Pestaña etiquetas>Etiquetas del sistema>Spam>Mostrar

      Prueba también a poner nuestra dirección de correo en tus contactos:
      dfcc – arroba – dejadefumarconconocimiento.com
      Espero que esto te ayude, en caso contrario envía un correo e intentaremos otras soluciones.
      Gracias por tu confianza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s