Dejar de fumar en vacaciones

Dejar de fumar en vacaciones

Dejar de fumar en vacacionesDespués de un largo periodo sin dar noticias retomamos nuestra particular misión de ayudarte a dejar el tabaco. Como parece casi obligado en esta época, y tal como indica el título, vamos a dedicar esta publicación a la conveniencia o no de dejar el tabaco durante las vacaciones.

La llegada de las vacaciones después de un largo año de sacrificios y tensiones suele acompañarse de buenas intenciones. “Voy a descansar, me voy a dedicar a mi mismo un poco más de tiempo, voy a leer más, voy a hacer deporte y, ¿porqué no?, voy a dejar de fumar”. “Ahora que voy a descargarme del estrés del trabajo y del ajetreo cotidiano, voy a dejar el tabaco”.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

Esta forma de pensar es muy lógica y, de hecho, mucha gente deja de fumar durante su descanso estival. Ciertamente es un periodo, más bien es la situación de descanso en sí misma, que proporciona unas condiciones favorables para acometer la tarea de dejar de asfixiarse con el humo del tabaco, pero también tiene algunos inconvenientes que es necesario conocer para facilitar el éxito de nuestro propósito. Veamos cuales son estas ventajas y estos inconvenientes.

Cuatro son las ventajas más importantes que podemos destacar:

<< Descarga aquí como pasar un día sin fumar y disfrutándolo>>

1.- El inicio de las vacaciones es un hito temporal perfectamente definido que sirve de punto de apoyo para marcar la barrera entre el fumar y el no fumar. Como ya hemos visto en una publicación anterior, el establecimiento de un momento concreto para dejar el tabaco y ceñirse a él es una de las estrategias que más pueden ayudarnos a dejar el tabaco. De hecho, es prácticamente seguro que nunca dejarás de fumar si no fijas un momento concreto, con una buena antelación, y te ciñes a él.

2.- La liberación de tareas que suponen las vacaciones nos permiten disponer de más tiempo y energías y concentrarlas en nuestro objetivo. Cuando tenemos que desarrollar varias tareas simultáneamente nuestro cerebro se dispersa, anda de un lado para otro y se vuelve menos efectivo. Cuando nos liberamos de obligaciones y nos centramos en una sola tarea las posibilidades de llevar a buen término nuestro objetivo se incrementan de forma muy significativa.

3.- Menos estrés. El relego de las obligaciones laborales cotidianas suponen la liberación de no pocas tensiones exteriores, clientes, proveedores, jefes, compañeros, subordinados. Las relaciones humanas son fuente de estrés y más aún en el ámbito laboral. El estrés, cuando somos adictos a la nicotina, es uno de los principales factores que nos hacen encender un cigarrillo. La reducción del estrés facilita la superación de los primeros días sin nicotina, que son los días en los que resulta más fácil volver a encender un cigarrillo, ya que aún padecemos la adicción física a la nicotina.

4.- Las vacaciones son, normalmente, un periodo deseado por todos, dejamos de trabajar y nos dedicamos a descansar, a practicar nuestras aficiones y a recargar energías. Este proceso suele llevar aparejado un estado mental positivo, estado que favorece de forma muy importante alcanzar el cometido de volver a ser no fumadores. De hecho, una de las principales causas de las recaídas en la dicción al tabaco son los estados mentales negativos, las depresiones. Un estado mental positivo durante las primeras semanas es fundamental para afianzar el estado de no fumador.

Como inconvenientes podemos destacar principalmente dos.

1.- Volver al estado de no fumador es un proceso profundamente psicológico. Estar de vacaciones es un estado mental no convencional, más bien poco corriente, ya que estamos casi todo el año trabajando. De este modo las vacaciones se tornan en algo que tiene un cierto aire de irrealidad, como de ensueño. La vuelta a la rutina anual del trabajo puede vivirse mentalmente como una vuelta a la realidad, realidad que incluye nuestra vieja adicción a la nicotina.

2.- Paralelamente volvemos a nuestro habitual nivel de estrés. La vuelta a las responsabilidades cotidianas nos produce un incremento del estrés mientras aún no hemos superado completamente la adicción física a la nicotina. Si no estamos adecuadamente preparados, esta situación puede hacer que nos derrumbemos ante una situación que dábamos por superada, y no hay nada peor que deprimirse para mantener el recientemente adquirido estado de no fumador.

¿Te gustaría estar un día entero sin tabaco?, Descarga gratis tu manual.

Por lo tanto podemos concluir que las vacaciones son un momento excelente para dejar de fumar, pero hay que ser consciente de los riesgos que supone la vuelta al trabajo y tener bien preparada la mente para no tirar por la borda todos los logros de esos días mágicos el día de la vuelta al trabajo.

Gracias por tu visita.

Luis Ángel Marqués.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Claves para dejar de fumar, Cuándo dejar de fumar, Decisión de dejar de fumar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s