Los cigarrillos electrónicos no ayudan a dejar de fumar

Cigarrillo electrónicoO al menos eso es lo que afirma un estudio publicado en la edición en línea del 24 de marzo de 2014 de la revista JAMA Internal Medicine y comentado en Medlineplus el día 25 del mismo mes.
Ya sabíamos en DFCC que los cigarrillos electrónicos darían qué hablar, pero ni de lejos imaginábamos que se iban a extender a la velocidad a la que lo están haciendo ni que darían qué hablar tanto como están dando.
El estudio referido analiza una muestra de 949 fumadores de los que 88 usaban cigarrillos electrónicos. El estudio se limita a ver cuantos de ellos dejan de fumar al cabo de un año, encontrando que dejaron de fumar un 14 % de los sujetos y sin que se observe diferencia entre los dos grupos. El estudio también afirma que el uso del cigarrillo electrónico está más extendido entre mujeres, adultos jóvenes y personas con menos estudios.
El estudio ha sido criticado duramente y posiblemente con parte de razón, ya que la muestra no era de fumadores que quisiesen dejar de fumar, sino que eran elegidos independientemente de si querían dejar de fumar o no.

Dejar de fumar online con DFCC Dejar de fumar con DFCC

En cualquier caso son notorias dos cuestiones, en primer lugar, el estudio afirma que dejó de fumar el 14 % de todos los fumadores participantes en el estudio. Esta cifra se me antoja demasiado elevada para una muestra en la que no se considere la intención de dejar de fumar. A título de ejemplo, en el artículo anterior vimos que solamente dejaba de fumar menos del 6 % de las mujeres embarazadas que lo estaban intentando con parches de nicotina y muchos estudios dan tasas de éxito similares o poco mayores sobre poblaciones que están intentando dejar de fumar.
Por otra parte, tal como venimos repitiendo insaciablemente en este blog, carece de sentido el uso de productos con nicotina para dejar de fumar, vea por ejemplo el artículo ¿Nicotina para dejar de fumar?, ya que es la nicotina la que produce la adicción. Difícilmente dejaremos de consumir nicotina si nos la seguimos administrando de otra forma.
En este sentido, son muchos los profesionales que insisten en recetar nicotina a sus pacientes. Sustentan esta decisión en el hecho de que una retirada progresiva de las dosis de nicotina suministradas reduce la intensidad del síndrome de abstinencia. El problema es que muchos fumadores se saltan la última parte del tratamiento, que es la retirada total de la nicotina y siguen adictos a los productos con nicotina. Hay que tener en cuenta que la reducción progresiva se puede realizar igualmente con tabaco, sin necesidad de otros productos nicotinados. Quizás esto tenga que ver con que el paciente espera de su médico que le recete algo, en este caso posiblemente sea mejor recetar bupropión o vareniclina que nicotina.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Por último hay que tener en cuenta la falta de conocimiento de lo que realmente te estás metiendo en los pulmones cuando aspiras del cigarrillo electrónico. En principio, como comentábamos en el post Tres cosas que debes saber sobre los cigarrillos electrónicos, se sabe de la existencia de algunas sustancias cancerígenas en estos productos, y es muy posible que conforme se profundice en su estudio, aparezcan otras. Además, no se sabe si estas son más o menos “efectivas” a la hora de producir cáncer que las del tabaco.
Como siempre hay que conceder un voto de confianza a la autosugestión y el efecto placebo, si crees que llevando una camiseta del Barça del revés dejarás de fumar, póntela y dejarás de fumar. Ahora bien, el hecho de colocar camisetas del revés a todos los fumadores, seguro que no acaba con la epidemia del tabaco. Con el cigarrillo electrónico ocurre lo mismo, si crees que te ayudará a dejar de fumar, es posible que lo haga, pero esto no quiere decir que sirva para todos los fumadores en general.
Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales, puedes ayudar a algún ser querido.
Gracias por tu visita.
Luis Ángel Marqués.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adicción y dependencia, Ansiedad y tabaco, Métodos para dejar de fumar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s