No puedo dejar de fumar (segunda parte)

No puedo dejar de fumar (segunda parte)

No puedo dejar de fumar 2En el anterior artículo hablamos de que la expresión “Me gusta fumar” es consecuencia del funcionamiento de las neuronas espejo, que estas neuronas nos hacen sentir el alivio que sienten los fumadores cuando aplacan el mono fumando un cigarrillo, simplemente porque vemos la cara de alivio y satisfacción que ponen. También vimos que esta es la principal causa de que empecemos o volvamos a fumar todos los fumadores y también vimos que el sentir esa sensación de alivio y satisfacción  hace prácticamente imposible que una persona no pruebe el tabaco en una u otra ocasión en su vida. La consecuencia de la satisfacción del mono por parte del fumador es que todo el mundo crea que fumar es un placer “porque lo ha sentido en sus propias carnes”. Y todo a consecuencia del funcionamiento de las neuronas espejo.

Puede resultar un poco difícil comprender por qué es mentira que fumar sea un placer, incluso hay muchos fumadores (y no fumadores) que no lo llegan a comprender nunca. Por el contrario, es muy sencillo demostrar que cuando un fumador dice que no quiere dejar de fumar miente como un bellaco, aunque en ese momento el crea realmente que no lo quiere dejar.

Ya vimos que hoy día sabemos que fumar es sinónimo de mala salud y de muerte prematura. Los fumadores lo saben perfectamente pero son incapaces de reconocerlo. Posiblemente en su interior tengan momentos en los que piensen seriamente que el tabaco les perjudica y que deben dejar de fumar pero esta idea, normalmente, no dura mucho.

¿Por qué, entonces, los fumadores se obsesionan en decir que no quieren dejar de fumar cuando ellos mismos saben que la única respuesta racional es hacerlo?.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar con DFCC

No quiero dejar de fumar

A pesar de todo lo que sabe el fumador sobre los perjuicios y riesgos del tabaco, a pesar del grave deterioro que sufre en su propio cuerpo, cada vez que algo o alguien le sugiere la idea de dejar de fumar se activa un mecanismo automático en su mente que le lleva a pensar y decir que no quiere dejar de fumar. Si lo analiza fría y racionalmente sabe que la única respuesta lógica es dejar de fumar, sin embargo solamente en muy raras ocasiones sigue los dictados de su propia razón y se pone a la tarea de dejar de fumar.

Los circuitos de recompensa y el instinto de supervivencia

Cada vez que un fumador da una calada a su cigarrillo, la nicotina llega a su cerebro y activa unos circuitos neuronales denominados circuitos de recompensa. Estos circuitos se han ido formando a lo largo de la historia de la evolución desde los organismos con sistemas nerviosos más primitivos. Son circuitos que recompensan al individuo cada vez que hace algo necesario para sobrevivir, como comer o beber.

La nicotina activa estos circuitos de manera artificial, es como cuando usamos la sacarina para endulzar el café, sabe dulce pero no es azúcar. Cuando nuestro inconsciente nota que se activan nuestros circuitos de recompensa hará todo lo posible para reproducir esa acción (en este caso fumar), ya que cree que es necesaria para sobrevivir, es decir, el inconsciente cree que necesitamos nicotina para sobrevivir, del mismo modo que necesitamos comida si no queremos morir. La nicotina activa los mecanismos que durante millones de años hemos desarrollado para sobrevivir, pone en marcha nuestro poderoso y sofisticado instinto de supervivencia.

Posiblemente este mecanismo que hace confundir a nuestro inconsciente la nicotina con la comida explique la estrecha relación entre las ganas de fumar y las ganas de comer.

El miedo a la muerte o fumar sin parar

Decidir dejar de fumar es como decidir dejar de comer. Por mucho que lo intentemos nuestro inconsciente pondrá en marcha todos los mecanismos a su alcance para evitarlo, para hacer que comamos o fumemos.

Pensar en dejar de fumar es como pensar en quitarnos la vida. Imagínate que te colocan al borde de un precipicio y te piden que saltes. En cierta ocasión me encontraba en el Pirineo haciendo puenting con unos amigos. Uno de ellos, que no lo había practicado nunca, se pasó más de veinte minutos amarrado a las cuerdas intentando saltar al vacío. Ni los consejos de los más veteranos ni el saber que no había un riesgo real para su vida hicieron que saltase. Finalmente hubo que soltarle las cuerdas y quitarlo del puente sin que llegase a saltar. Más de veinte años después sigue sin haber saltado y doy por sentado que morirá sin haber practicado puenting. Me recuerda a los fumadores ancianos que esperan el fin de sus días fumando un cigarro tras otro.

Pedirte que dejes de fumar es como colocarte en el puente y pedirte que saltes. Tu instinto de supervivencia se resiste a dejarte saltar, posiblemente no lo hagas nunca a pesar de saber que las cuerdas evitarán tu muerte. Está actuando tu instinto de supervivencia, te invade el miedo a morir.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Pensar en dejar de fumar, además de todas las reacciones de la falta de nicotina, produce un inmenso temor, terror más que temor, es miedo a morir, es miedo a perder lo único seguro que tenemos, a nosotros mismos.

La próxima vez que pienses en dejar de fumar recuerda que te producirá un inmenso pánico que tenderá a hacerte volver a encender un cigarrillo, pero recuerda que es un miedo artificial e infundado y que estás sujeto a unas cuerdas que evitarán que mueras y harán que disfrutes enormemente de lo que estás haciendo, vivir sin fumnar. No hagas como mi amigo, no te pierdas la maravilla de vivir libre del tabaco. Salta sin miedo y sin mirar atrás.

Si te ha gustado este post compártelo en tus redes sociales. Gracias por tu atención.

Luis Ángel Marqués.

Anuncios
Publicado en Adicción y dependencia, Claves para dejar de fumar, Decisión de dejar de fumar | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

No puedo dejar de fumar (primera parte)

No puedo dejar de fumar (primera parte)

No puedo dejar de fumarEn el último post hablamos de que las expresiones “No quiero dejar de fumar” o “Me gusta fumar” podrían ser buenas candidatas a las mentiras más repetidas en la historia de la humanidad. Este hecho hace pensar que ha de haber algo oculto que justifique que esto sea así. Reflexionemos por un instante sobre cada una de estas frases.

No quiero dejar de fumar

Esta expresión es falsa a todas luces. Hoy día sabemos que fumar es sinónimo de mala salud y, muy posiblemente, de muerte prematura. Los últimos datos publicados apuntan a que uno de cada dos fumadores morirá prematuramente.

En las sociedades avanzadas todo el mundo, fumadores y no fumadores, sabemos que la respuesta lógica a la adicción a la nicotina no es otra que dejar de fumar.

¿Por qué, entonces, los fumadores se obsesionan en decir que no quieren dejar de fumar cuando ellos mismos saben que la única respuesta racional es hacerlo?.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar con DFCC

Me gusta fumar

Una conversación con un amigo no fumador me demostró claramente que tenía la idea incuestionable de que fumar da placer. Cuando éramos jóvenes fumó sus cigarrillos como todos los demás pero él nunca se enganchó. Según me contaba, él no consiguió sentir ese placer que estaba seguro que proporcionaba el tabaco. Lo cierto es que ninguno de nosotros, ni los que nos enganchamos, encontramos ese tan cacareado placer de fumar.

Esta visión de mi amigo resulta que no es algo excepcional que le ocurrió a alguien que no llegó a ser adicto. Mirando a nuestro alrededor podremos comprobar que es una idea profundamente arraigada en todo el mundo, fumadores o no, y que compite con la idea de que el tabaco mata. Cada vez que veo a un niño haciendo como que fuma y poniendo esa cara de inmensa satisfacción, siento un profundo estremecimiento, tarde o temprano probará un cigarrillo de verdad y, con gran probabilidad, se enganchará y pasará décadas enteras de su vida preguntándose por qué fuma e intentando dejarlo de vez en cuando.

¿A qué se debe que tanto fumadores como no fumadores estén convencidos de que fumar es un placer?.

Empezaremos intentando escudriñar qué es lo que hay detrás de esta segunda pregunta. Y dejaremos para otro día el tema de “no querer dejar el tabaco”.

Por qué creemos que fumar da placer

Esta es sin duda una de las cuestiones clave relacionadas con la masificación del consumo de tabaco. Tanto fumadores como no fumadores estamos convencidos de que fumar es un placer porque, realmente, hemos sentido ese placer en nuestras propias carnes y desde nuestra más tierna infancia. De hecho, esta es la causa que hace que sea prácticamente imposible morir sin haber probado el tabaco al menos una vez.

Supongo que dudarás de estas afirmaciones y te comprendo, pero ahora te voy a explicar por qué esto es así. Es un fenómeno curioso que se relaciona con las neuronas denominadas neuronas espejo. Son un grupo de neuronas que se encargan de la socialización y la empatía. El funcionamiento de estas neuronas es el siguiente, cuando recibimos estímulos procedentes de otras personas, cuando oímos sus palabras y, especialmente, cuando vemos sus gestos, reproducen en nosotros las mismas sensaciones que las que está sintiendo nuestro interlocutor. Si nos cuenta una historia triste y se siente acongojada nos pone tristes, si está contenta y sonriente nos pones felices, si siente un gran alivio por fumar un cigarrillo después de un tiempo sin fumar, nos hace sentir alivio y satisfacción, aunque no fumemos, aunque no hayamos fumado nunca.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Si te ha gustado este post compártelo en tus redes sociales. Gracias por tu atención.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Adicción y dependencia, Claves para dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Falsedades sobre el tabaco | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

No quiero dejar de fumar, quizás la mentira más repetida

No quiero dejar de fumar, quizás la mentira más repetida

No quiero dejar de fumar, quizás la mentira más repetida de la historia.No me parece muy probable que se hayan realizado intentos serios de determinar cuál puede ser la mentira más repetida del mundo, he consultado a Google al respecto y no parece que tenga una respuesta clara. Reconozco que no he perdido demasiado tiempo, pero lo más que he encontrado es una propuesta en historiasdelahistoria.com donde afirman que la mentira más repetida en la historia es He leído y acepto las condiciones de uso. Ingenioso y, posiblemente, cierto en el ámbito de Internet, pero dudo mucho que llegue a “No quiero dejar de fumar”.

Una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad

Lo que si he encontrado son innumerables citas de esta frase célebre atribuida a Paul Joseph Goebbels pero que, como recoge Wikiquote parece ser que se la escuchó a Lenin (Corría el año: Los hombres de Hitler (II), minuto 14).

En el caso del tabaco no es necesario repetirla mil veces, la adicción a la nicotina es tan poderosa que, con una o dos veces que el fumador la escuche a otros, la hace suya propia y empieza a repetirla como un loro cada vez que alguien le molesta con el tema de dejar de fumar.

No quiero dejar de fumar y punto, se acabó la conversación.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar con DFCC

Me gusta fumar

He propuesto “No quiero dejar de fumar” como la mentira más repetida porque en ella se ve claramente la oposición del fumador a la corriente de la sociedad. Hoy, al menos en las sociedades más avanzadas, todo el mundo sabe que fumar es perjudicial para la salud y que solamente fuman aquellos que no son capaces de afrontar seriamente su dependencia.

De este modo la negación de querer abandonar el tabaco pone en evidencia al fumador, pero lo cierto es que este prefiere usar otra expresión que tiene prácticamente el mismo significado pero expresada en un sentido positivo, prefiere la expresión “Me gusta fumar”. Esta si que puede ser la mentira más repetida en la historia de la humanidad.

Con esta expresión el fumador ya no siente que vaya en contra de la sociedad, simplemente está haciendo algo que le gusta, como hacemos todos siempre que tenemos ocasión.

La mentira se vuelve realidad a los ojos del fumador

Con simplemente oír estas expresiones, “No quiero dejar de fumar” o “Me gusta fumar” una o dos veces, el fumador ya sabe la respuesta perfecta para acallar las voces críticas (o bienintencionadas) que quieren hacerle ver el camino correcto. Con unas simples palabras se quita de encima el fastidio de tener que dejar de fumar.

Llega el punto (lo cierto es que de manera extraordinariamente rápida) en que el fumador cree realmente que le gusta fumar y que no quiere dejar de fumar. en realidad se siente incapaz de hacerlo y lo justifica de ese modo, pero es todo claramente mentira. Si quieres comprobarlo, lo le invites a dejar de fumar, simplemente hazle esta pregunta:

“Si volvieses a tu infancia sabiendo lo que sabes sobre el tabaco, ¿volverías a fumar?”.

O bien esta otra:

“¿Te gustaría amanecer mañana siendo no fumador y sin tener que dejar de fumar?”.

Las respuestas a estas preguntas demuestran claramente que “No quiero dejar de fumar” o “Me gusta fumar” no son sino mentiras y, sin lugar a dudas, muy repetidas a lo largo de siglos y siglos de consumo de tabaco, posiblemente las mentiras más repetidas en la historia del Hombre.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Ya hemos hablado de estos temas en otros artículos pero parece que no surten mucho efecto o que es necesario que sean más conocidos por los fumadores y la sociedad en su conjunto. Volveremos sobre esto en el próximo post, intentaremos desvelar las verdaderas razones por las que estas mentiras son tan repetidas.

Si te ha gustado este post compártelo en tus redes sociales, contribuirás a mejorar este Mundo.

Gracias por leer estas líneas.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Decisión de dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Falsedades sobre el tabaco, Técnicas para dejar de fumar | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Enfermedades del cigarrillo, el cáncer de pulmón

Enfermedades del cigarrillo, el cáncer de pulmón

Enfermedades del cigarrillo el cáncer de pulmón“¿Canse?, ¿qué es el canse?”, decía mi amigo Jose (andaluz) cuando le reprochaba hace unos días que fumase y le advertía que, entre las enfermedades del cigarrillo, el cáncer de pulmón era una de las más, si no la más mortífera de todas ellas.

Hoy día es difícil pensar en una persona que no sepa qué es el cáncer, casi todo el mundo conoce (o conocía) o ha oído hablar de víctimas del cáncer de pulmón. De hecho, el cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en todo el mundo, produciendo más de un millón de víctimas al año en todo el mundo y situándose entre las primeras causas de muerte, muy por encima de las guerras y los accidentes de tráfico juntos. Estas circunstancias son especialmente severas en Europa y Estados Unidos, que son las zonas del mundo donde más se fuma. Eso es el “canse” de mi amigo Jose.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar con DFCC

Seguramente no sabemos con detalle en que consiste la enfermedad pero todos sabemos que no la queremos para nosotros, que acarrea la muerte de forma fulminante en una gran mayoría de casos. Aún en el improbable supuesto de sobrevivir a ella, va a destruir casi por completo nuestro estilo de vida y vamos a ser esclavos de ella, pasamos de ser esclavos del cigarrillo a ser esclavos de la enfermedad.

La relación de esta enfermedad con el consumo de cigarrillos es evidente, entre el 80 y el 90 % de los casos se dan entre fumadores y exfumadores. Estoy diciendo que por ser fumador tienes grandes posibilidades de morir de cáncer de pulmón. Afortunadamente, dejando de fumar mejoran las expectativas.

De acuerdo con un artículo de Kerry Grens (Reuters Health) de septiembre de 2012 que comentamos en su momento, dejar de fumar mejora notablemente las posibilidades de supervivencia al cáncer de pulmón. Si contraes esta enfermedad, cuanto más tiempo llevas sin fumar más posibilidades tienes de superarla con éxito.

O sea que, aún en el terrible supuesto de contraer un cáncer de pulmón después de dejar de fumar, tienes más posibilidades de poder contarlo a tus nietos. Por otra parte, es bien conocido que el riesgo en sí mismo de contraer un cáncer disminuye progresivamente conforme vas pasando más y más tiempo sin fumar.

Aquí tienes dos buenos argumentos para ayudarte a consolidar tu decisión sobre dejar de fumar. Si te han gustado no dejes de compartirlos con tus familiares y amigos.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Gracias por tu tiempo.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Decisión de dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Salud y tabaquismo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Dejar de fumar fumando un cigarro de vez en cuando

Dejar de fumar fumando un cigarro de vez en cuando

Dejar de fumar fumando un cigarroDejar de fumar fumando un cigarro, el sueño del fumador

Este es el gran sueño de todo buen fumador, dejar de fumar pero fumando un cigarro de vez en cuando, fumando un cigarro en ese momento en que más le apetece, fumando un cigarro en situaciones especiales.

Fumando un cigarro de vez en cuando es como empezaste a fumar, así es como te convertiste en fumador habitual, fumando un cigarro de vez en cuando es como llegaste a fumar decenas de cigarrillos al día, cada día de tu vida.

Actuando así sigues el camino opuesto al de dejar de fumar, fumando un cigarro de vez en cuando sigues el camino de la adicción a la nicotina no el camino de la desintoxicación, no el camino del abandono de la dependencia nicotínica, no el camino de dejar de fumar.

Dejar de fumar fumando un cigarro según Allen Carr

Allen Carr, en la segunda edición de su famoso libro “Dejar de fumar es fácil si sabes cómo” (The easy way to stop smoking), apuntó la idea de que una de las mayores ventajas de su método para dejar de fumar es que puedes fumar mientras estás dejando de fumar. Según él, puedes dejar de fumar no solo fumando un cigarro o unos pocos, sino que puedes dejar de fumar mientras estás fumando todos los cigarrillos que quieras.

Dejar de fumar fumando un cigarro en Internet

La afirmación de Allen Carr, tan en la línea de ese gran sueño de todo fumador de poder dejar de fumar pero fumando un cigarro de vez en cuando, ha hecho que en Internet proliferen las páginas que usan este reclamo.

Acabo de consultar en Google la expresión literal “dejar de fumar fumando” y me indica que tiene unos 116.000 resultados y me muestra 547 páginas en las que aparece el texto tal cual o con apenas una coma, unos puntos suspensivos o la palabra fumando entrecomillada.

Todo el mundo le ofrece al fumador alcanzar su ansiado sueño de dejar de fumar pero con un cigarro o unas caladas esporádicas en esas situaciones esporádicas, al menos, esa es la primera impresión que se obtiene cuando alguien consulta esos resultados.

La realidad de dejar de fumar fumando un cigarro

La realidad dista un poco de todo este panorama tan prometedor. Cuando Allen Carr explica que con su método se puede dejar de fumar fumando un cigarro, o cuantos desees, se refiere a que puedes fumar mientras lees su libro, es decir, mientras aprendes lo que el considera necesario y suficiente para que dejes de fumar. Una vez que has acabado de leer su libro no debes fumar absolutamente nada. Esto no aparece en los resultados de Google aunque me temo que, tarde o temprano, aparece en todas esas páginas que parecen prometer ese gran sueño de todo buen fumador, de lo contrario dudo mucho que ayuden a nadie a dejar el tabaco.

La realidad es que el consumo de tabaco no se puede controlar, o fumas o no fumas, no se puede fumar un cigarro de vez en cuando y vivir felizmente. Tal como el propio Allen explica en su libro, cuanto menos fumas más sufres. Esto es así porque al fumar mantienes la adicción a la nicotina pero alivias muy poco los síntomas desagradables que produce la escasez de la droga en tu cuerpo, alivias muy poco el mono. La única solución a esta situación es dejar de fumar total y definitivamente, solo de este modo se termina con la adicción.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

¿Qué pasa fumando un cigarro tras dejar de fumar?

Veamos ahora que es lo que ocurre fumando un cigarro después de que ya has dejado de fumar.

Si fumas una sola calada en pocos días fumarás tanto o más que en tus mejores tiempos. Esto suele ocurrir bien porque el proceso de desintoxicación está siendo más fácil de lo que creías y te parece que puedes controlar el consumo o bien porque tienes serios problemas para controlar las ganas de fumar y piensas que fumando un cigarro podrás dominar la situación.

Aún en el primer caso, una cosa es que te resulte fácil mantener la abstinencia y otra muy distinta es que puedas dominar los impulsos de fumar a tu antojo. Si pudieses hacerlo no estarías leyendo estas líneas, estarías fumando lo que quisieses cuando quisieses, estarías fumando un cigarro de vez en cuando.

El efecto de ese cigarrillo o esas caladas es devastador, sobretodo si aún padeces la adicción física (la cual dura tres o cuatro semanas de abstinencia total). Llevas unos días sin fumar, te está resultando realmente fácil mantener tu abstinencia y te sientes capaz de todo, incluso de fumar unas caladas para demostrarte que puedes fumar cuando quieras. O bien, no habías preparado bien tu mente y te supone una auténtica tortura mantener la abstinencia y piensas que fumando un cigarro puedes suavizar la situación.

En cualquier caso decides fumar un cigarrillo, “Solo unas caladitas” piensas. Esto es lo que pasa fumando ese cigarro:

  • Primero te mareas y te tiemblan las piernas. Compruebas que, efectivamente, la nicotina es un veneno y que no te gusta fumar. Esto es lo menos importante, de hecho ya lo sabías desde hace mucho tiempo, al mismo tiempo ocurre algo terrible.
  • Tras varios días soportando el mono, esas caladas te alivian todos los síntomas que estás padeciendo porque las neuronas tienen lo que llevan tiempo reclamando, nicotina.
  • Esto activa los circuitos de recompensa y tu inconsciente se convence más que nunca de que necesitas fumar.
  • Además se reavivan todas las falsas creencias que habías usado durante años para justificar tu adicción, piensas, “a pesar de todo, no hay nada como un buen cigarrillo”.
  • En consecuencia estás destruyendo las defensas que has construido durante estos días. Lo que hace fácil no fumar es no dar ningún valor al tabaco pero, tras esas caladas, el valor del tabaco, tanto para tu inconsciente como para tu consciente, es enorme.
  • Por lo tanto, fumando un cigarro lo que consigues es que te resulte más penoso seguir manteniendo la abstinencia (en realidad has roto tu abstinencia). Si has fumado estando bien preparado, mucho más fumarás ahora que has destruido tus propias defensas. Es casi imposible que no vuelvas a fumar como lo estabas haciendo hasta que decidiste dejar de fumar, solamente te salvarás si ese cigarro te sirve de revulsivo y comprendes que has de permanecer sin fumar absolutamente nada.

Cuando crees que puedes controlar o limitar el consumo a “determinadas situaciones”, al poco tiempo estás fumando en “cualquier situación” porque día a día vas añadiendo más y más situaciones a tu lista de “excepciones”. Tantas que, finalmente, ya no son excepciones, sino que las excepciones son los momentos en que no fumas. Y esto ya lo conoces bien, ¿no?.

Por lo tanto tienes que tener claro que fumando un cigarro una vez que has dejado de suministrar nicotina a tus adictas neuronas, lo que consigues es arruinar completamente todo el trabajo y el esfuerzo que has realizado durante mucho tiempo. Recuerda que tuviste que saturarte de nicotina para desear dejar el tabaco, tuviste que preparar tu mente para “intentar dejar de fumar“, tuviste que tomar la decisión de no volver a fumar, tuviste que aguantar las ganas de fumar y todos los síntomas de la abstinencia durante un tiempo que te pareció interminable. Al fumar no solo arruinas todo este esfuerzo, también consigues hundirte psicológicamente en el lodazal más profundo, te menosprecias por haber fumado ese cigarrillo, por no haber sido capaz de mantener tu abstinencia. Realmente afirmas tu convicción de que nunca podrás dejar de fumar.

Por lo tanto no cedas nunca, ni por una sola calada. La única manera de demostrar que puedes controlar el consumo de tabaco es no fumando. Piensa que la adicción física y todos los síntomas de la abstinencia empiezan a descender de intensidad a partir del cuarto o quinto día y que desaparecen completamente en apenas tres o cuatro semanas. A partir de ahí serás libre, si no dejas que tus falsas creencias sobre el tabaco y el recuerdo de la sensación de aplacar el mono cuando fumabas te hagan volver a fumar, claro.

Todo esto no es solo válido para las primeras semanas que dura la adicción física. Fumando un cigarro solamente conseguirás volver a fumar sea cuando sea, un día, un año o una década después de dejar de fumar. Recuerda con qué facilidad te enganchaste al principio, pues ahora es mucho más fácil, porque las neuronas crearán los receptores nicotínicos que producen la adicción mucho más rápido porque ya tienen mucha práctica y saben hacerlo a toda velocidad.

Fumando un cigarro de vez en cuando solamente consigues aquello que, en el fondo, más odias, fumar, fumar sin parar, fumar y fumar hasta reventar.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

No dejes de apuntar tu opinión. Gracias por tu tiempo.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Adicción y dependencia, Claves para dejar de fumar, Decisión de dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Falsedades sobre el tabaco, Técnicas para dejar de fumar | Etiquetado , , , , | 9 comentarios

Menos alicientes para fumar

A los fumadores les suele sentar muy mal la presión institucional sobre el tabaco pero lo cierto es que cuanto menos se fume menos gente se iniciará en el tabaquismo, de modo que es de esperar un beneficio social.
Mientras esta presión no sea del tipo de subir los impuestos sobre el tabaco, a la larga beneficia, incluso, a los fumadores, ya que se incrementan los argumentos y razones para abandonar su adicción (fumar se percibe cada vez más como una actividad insalubre y con cierto tinte antisocial).
El siguiente artículo, publicado por Dejardefumar-Barcelona, nos acerca a los cambios que introduce la nueva directiva europea sobre tabaco.

Dejardefumar-Barcelona

Imagen

Os dejamos un nuevo artículo sobre la nueva directiva sobre tabaco. Nos alegra que poco a poco se vayan edureciendo las leyes y que se vayan aumentando cada días más los alicientes para dejar de fumar. 

 

La UE suaviza la nueva directiva sobre tabaco para sacarla adelante

Los ministros de Sanidad de la Unión Europea (UE) suavizaron este viernes la nueva directiva sobre tabaco para sacarla adelante, y en particular, redujeron el tamaño de los mensajes disuasorios que llevarán las cajetillas e introdujeron un período transitorio para la prohibición del mentol y otros aromas.

El Consejo de ministros de Sanidad y Consumo de la UE celebrado este viernes en Luxemburgo selló un acuerdo general sobre la propuesta legislativa, lo que permitirá iniciar las negociaciones con el Parlamento Europeo para que la normativa pueda entrar en vigor a comienzos de 2014.

Tras negociar durante gran parte de la…

Ver la entrada original 594 palabras más

Publicado en Decisión de dejar de fumar, Ley Antitabaco, Salud y tabaquismo | Etiquetado , | Deja un comentario

Me distraigo fumando un cigarro

Me distraigo fumando un cigarro

Me distraigo fumando un cigarroMuchos fumadores tienden a pensar que pueden acabar con su aburrimiento fumando un cigarro. Piensan que fumando un cigarro se distraen y esto puede ser cierto durante los segundos en que te dedicas a encender el pitillo, pero rápidamente te olvidas y fumas de una forma mecánica e inconsciente. Lo que no suelen saber esos fumadores es que fumar tan solo satura de nicotina los receptores nicotínicos de nuestras neuronas, lo que hace detenerse los síntomas desagradables que crea nuestro propio cerebro para obligarnos a fumar.

El fumador se confunde porque fumando un cigarro disminuye su malestar general. Se siente mal porque está aburrido pero, al mismo tiempo, los receptores nicotínicos de las neuronas le crean sensaciones desagradables para que fume, en eso consiste la adicción a la nicotina, son las consecuencias del tabaquismo. Fumando un cigarro se saturan los receptores nicotínicos y se acaba el malestar producido por la falta de nicotina; de este modo el fumador se siente mejor y como estaba aburrido tiende a pensar que ha mejorado su aburrimiento cuando lo único que ha ocurrido es que ha acallado las protestas de los receptores nicotínicos de las neuronas fumando un cigarro.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

Cómo combatir el aburrimiento (que no sea fumando un cigarro, claro)

Satúrate de obligaciones y quehaceres. Prevé hacer más cosas que las que puedes realizar en el tiempo asignado, así nunca te sobrará tiempo para aburrirte y evitarás acabar fumando un cigarro para combatir el tedio.

Haz lo mismo para el tiempo libre, prepara una lista de actividades para el tiempo libre que no puedas concluir de modo que no puedas quedarte parado y sin nada que hacer.

No permanezcas durante mucho tiempo en el mismo sitio. Cambia de lugar y de actividad con frecuencia para evitar caer en el aburrimiento por estar siempre en el mismo sitio o haciendo la misma actividad.

Si te ves obligado a esperar durante cierto tiempo, como cuando quedas con alguien o esperas un autobús o un tren, lleva encima algo para leer o unos pasatiempos, cualquier cosa es mejor que acabar fumando un cigarro.

Lleva siempre encima algo para mantener las manos ocupadas, canicas, una pequeña pelota, un bolígrafo o cualquier objeto con el que te guste jugar de vez en cuando.

Lleva un reproductor de música o equipo de radio y escucha tu música preferida.

Si te encuentras en una situación de inactividad y no tienes nada en que ocuparte, observa con atención tu alrededor y escucha lo que sucede.

Sal todo lo que puedas, pero procura no frecuentar sitios que relacionas con fumar ya que podrías sentirte tentado y acabar fumando un cigarro.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

No dejes de apuntar tu opinión. Gracias por tu tiempo.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Adicción y dependencia, Claves para dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Métodos para dejar de fumar, Técnicas para dejar de fumar | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Se celebra hoy 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco

Se celebra hoy 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco

Cartel del Día Mundial Sin Tabaco 2013

Cartel DFCC del Día Mundial Sin Tabaco 2013

Como cada año, se celebra hoy 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco o, como prefieren decir otros, el día mundial del no fumador. DFCC, al igual que el año pasado, quiere celebrar este día ayudando a los fumadores a dejar de fumar, enseñándoles cuales son las causas del tabaquismo, mostrándole sus consecuencias y aportando métodos, técnicas y tips para dejar de fumar. Queremos que pases un día sin tabaco.

El año pasado publicamos el manual “Un Día Feliz Sin Tabaco” en el que se exponen dos técnicas psicológicas que ayudan al fumador a preparar su mente a fin de poder permanecer todo el Día Mundial Sin Tabaco sin encender un solo cigarrillo. Desde entonces han sido cientos los fumadores que se han descargado el libro beneficiándose de su lectura. Algunos incluso han dejado de fumar de forma definitiva con solo este apoyo. Este año la celebración la hemos iniciado con un poco de antelación poniendo a disposición de todos los fumadores el método DFCC, método online para dejar de fumar, de forma gratuita. De este modo habrá muchos exfumadores celebrando el Día Mundial Sin Tabaco con la enorme satisfacción de no sentir la necesidad de encender un solo cigarrillo no solo este día que se celebra hoy, sino ningún día más en toda su vida.

Para animarte a ti concretamente a que tomes la decisión de dejar de fumar, solamente unas ideas simples pero que encierran la clave del infierno del tabaco, no dejes de leerlas.

La causas del tabaquismo

Como acertadamente apuntase Allen Carr en su mítico libro “Easyway to Stop Smoking”, traducido al castellano como “Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo”, una de las claves para dejar de fumar está en saber porqué empezamos a fumar. Este autor intuyó que empezamos a fumar solamente porque vemos fumar a otros y queremos ser como ellos, tener lo mismo que ellos; es lo que un viejo dicho castellano expresa como “Culo veo, culo quiero”.

Hoy sabemos que esto que Allen entendió de forma inconsciente es cierto y que se debe de forma muy especial a la actividad de las neuronas espejo, que hacen que sintamos “el placer de fumar” con tan solo ver fumar a otros. Esto hace que estemos enganchados psicológicamente al tabaco desde nuestra más tierna infancia.

Si dudas de mis palabras observa la cara que pone un niño pequeño cuando le das un cigarrillo de chocolate y piensa en su significado.

Tabaquismo consecuencias

Ya hemos hablado largo y tendido sobre las consecuencias del tabaquismo, la salud, el mono y tantas otras cosas cada vez mejor conocidas por los fumadores y por toda la sociedad en general. Para celebrar hoy el Día Mundial Sin Tabaco apuntaremos otra clave que también fue puesta de manifiesto por el visionario autor arriba mencionado, el miedo.

El miedo es, sin ningún lugar a dudas, la peor de las consecuencias del tabaquismo en el fumador. Pensarás que estoy exagerando pero espero que cambies de idea cuando me explique.

Ciertamente el miedo no mata mientras que el cáncer si lo hace, pero ten en cuenta que es el miedo el que te obliga a fumar un cigarrillo tras otro y el que no te deja tomar la decisión de dejar de fumar. Considerando esto, el cáncer y todos los demás efectos del tabaco sobre tu cuerpo y tu mente son consecuencia directa del miedo.

Si no fuese por el miedo, todos los fumadores dejarían de fumar en poco tiempo, ya que en cuanto notan que son adictos, en su interior les gustaría no fumar. Pero el miedo les atenaza y pronto están justificando su deplorable actitud: “No tengo otro vício”, “Me gusta”, “Me ayuda con el estrés”. Todo esto no son más que patrañas para ocultar la triste realidad: fumas porque te da miedo dejarlo.

Cómo dejar de fumar

Para terminar, una idea sobre cómo dejar de fumar. Teniendo en cuenta lo que hemos visto sobre las causas y las consecuencias del tabaquismo, solamente me queda decirte una cosa, no seas cobarde, supera tu miedo y deja de fumar.

El miedo a dejar de fumar no es el miedo al fracaso ni el miedo a hacer el ridículo. Se trata de un miedo artificial creado por la nicotina y es un miedo falso porque se teme a unas consecuencias que no se producen por dejar de fumar, más bien al contrario. El miedo que produce la nicotina se debe a que esta sustancia actúa sobre unas partes del cerebro que hacen creer a nuestro inconsciente que necesitamos el tabaco para sobrevivir, que si no fumamos moriremos. Se trata de MIEDO A LA MUERTE.

Sabiendo esto, ya no tienes excusa para no dejar de fumar, apúntate a DFCC ahora que es GRATIS y libérate de tus miedos y de tus torturas autoinfringidas.

Gracias por estar aquí, no olvides dejar tus comentarios.

Luis Ángel Marqués

Publicado en Claves para dejar de fumar, Día Mundial Sin Tabaco, Decisión de dejar de fumar, Libros para dejar de fumar, Un día sin tabaco | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios

Siempre bebo fumando un cigarro

Siempre bebo fumando un cigarro

Siempre bebo fumando un cigarroAl dejar de fumar ya no es posible tomar una copa fumando un cigarro, hay que tomarla sin tabaco o no tomarla. El alcohol tiene en el tabaco un socio casi inseparable, casi todos los grandes bebedores son grandes fumadores. La imagen típica es el señor de avanzada edad bebiendo copa tras copa y fumando un cigarro tras otro. Para un fumador cualquiera es casi inevitable tomarse su cervecita o su copita fumando un cigarro.

Es posible que tengas la costumbre de fumar cuando tomas una cerveza, un vino, licores o combinados. Muy posiblemente asocias sensaciones agradables con tomar bebidas alcohólicas, sensaciones que se asocian con el deseo de fumar, ya que tanto el alcohol como la nicotina estimulan los circuitos de la recompensa de nuestro cerebro. De este modo te resulta difícil beber y no hacerlo fumando un cigarro, resulta más difícil beber sin tabaco.

La asociación que se produce entre el alcohol y el tabaco, tanto a nivel fisiológico como a nivel mental, determinan que cuando dejas de fumar y tomas alcohol sientes unas ganas de fumar, unas ansias por el cigarrillo, más altas de lo normal y que pueden llegar a ser muy intensas, tanto que pueden hacer que acabes fumando un cigarro.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

Es importante que sepas esto de antemano si vas a beber alcohol, ya que sabiendo lo que te espera es más fácil superarlo. Si a pesar de llevar un tiempo sin fumar decides beber alcohol, tienes que ser consciente de que, al tiempo que sentirás mayor ansiedad de lo normal por el tabaco, tu control sobre tu propia conducta estará muy reducido por efecto del alcohol, más cuanto más bebas.

En consecuencia, cuando tratas de dejar de fumar, de vivir sin tabaco de forma definitiva, beber alcohol dificulta mantener la abstinencia del tabaco y es fácil que termines fumando un cigarro después de beber una o dos copas.

Vistos estos aspectos importantes sobre la relación del alcohol y el tabaco, vamos con unos consejos o tips para beber alcohol sin fumar. Es importante seguir estos trucos o consejos especialmente en las tres o cuatro primeras semanas después de dejar de fumar, que es el periodo durante el que desaparece la adicción física por la nicotina.

o        Piensa que las situaciones que hacen recaer en el tabaco a quienes han sido adictos a la nicotina son principalmente dos, momentos de celebración, con gran frecuencia asociados al consumo de alcohol, o situaciones que nos hacen caer en estados mentales negativos como reveses o desgracias más o menos importantes. Si reduces o evitas el consumo de alcohol, estás evitando un factor que determina la recaída de miles de fumadores.

o        Al menos durante unas semanas, cambia a bebidas sin alcohol.

o        Si decides beber alcohol, no escojas la bebida alcohólica que solías beber cuando fumabas, cambia de bebida, de este modo disminuirás el efecto de la asociación mental entre tu bebida y el tabaco y no sentirás tantas ansias de fumar.

o        No bebas en casa o en soledad.

o        Durante unos días, evita los sitios en donde normalmente tomas alcohol o bebe solamente con amigos que no fuman.

o        Ten presente lo que has aprendido ahora sobre lo que te espera, si bebes alcohol tendrás más ansias de tabaco y menos control sobre ti mismo. Sabiendo esto podrás evitar el impacto por sorpresa, moderar el consumo y no acabar fumando un cigarro. Recuerda que a mayor consumo menor control sobre tus propios actos, no te fuerces innecesariamente o, de lo contrario, es muy posible que termines fumando un cigarro.

Espero que con estos consejos para beber (o no) alcohol sin fumar un cigarrillo te resulte más fácil mantenerte en la abstinencia y no volver a caer en las garras de la nicotina. Para de fumar ahora y te lo agradecerás el resto de tu vida.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Gracias por tu tiempo.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Adicción y dependencia, Ansiedad y tabaco, Claves para dejar de fumar, Síndrome de abstinencia o mono, Técnicas para dejar de fumar | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Dejar de fumar y disfrutar de una comida sin tabaco

Dejar de fumar y disfrutar de una comida sin tabaco

Dejar de fumar y comer sin tabacoEs práctica habitual entre los fumadores acabar las comidas fumando un cigarro. Esta acción se realiza día a día durante muchos años, de modo que el tabaco se asocia en la mente del fumador con el momento más esperado de la comida, es otro de los efectos que el tabaquismo produce en nuestro cerebro. El fumador ya no concibe otro modo de acabar el menú que fumando  un cigarro.

Es un hecho conocido que el tabaco atrofia nuestras papilas gustativas y el olfato, otro efecto del tabaquismo. Cuando al dejar de fumar llevamos unos días sin tabaco, se recuperan estos sentidos y la comida sabe mejor que antes de dejar el tabaco. Además, el abandono del tabaquismo suele hacer que tengamos más apetito.

Dejar de fumar online con DFCC  Dejar de fumar GRATIS con DFCC

No te sorprendas si quieres fumar después de las comidas, los primeros días sigues siendo adicto a la nicotina al tiempo que mantienes el efecto de costumbre adquirido en tu larga historia de tabaquismo.

Tienes que ser consciente de que tu ansia de fumar después de las comidas es variable en función de la compañía, no es igual si estás en soledad, acompañado de otros fumadores o te encuentras con personas que no acaban su comida fumando un cigarro.

También tienes que saber que tus ansias de fumar pueden ser más fuertes con determinadas comidas, como suele ocurrir con las comidas picantes o con los dulces.

Del mismo modo, las ansias de fumar pueden ser más fuertes a unas horas de comer que a otras.

Veamos algunos tips para acabar una buena comida sin tabaco.

  • Observa qué tipos de comidas aumentan tus ganas de fumar y evítalos durante dos o tres semanas.
  • Procura comer en compañía de personas que les guste acabar la comida sin tabaco.
  • Si comes en compañía de personas que suelen acabar su comida fumando un cigarro, termina la reunión cuando empiecen a fumar o sal fuera mientras fuman.
  • Si vas a comer fuera, procura hacerlo en restaurantes que no permitan fumar (esto en España lo tenemos la mar de fácil desde la Ley Antitabaco, ya que no dejan fumar en ningún restaurante).
  • Si tienes que comer en soledad, llama a un amigo o ve a pasear en cuanto acabes de comer.
  • Cepíllate los dientes o usa un enjuague bucal tan pronto como termines las comidas. Si no tienes esta posibilidad, mastica chicle sin azúcar. Disfruta de los sabores que estás percibiendo.
  • Si tomas café o infusiones para terminar la comida, concéntrate en su sabor y observa como ahora los aromas y sabores son mucho más intensos sin tabaco.
  • Si te encuentras en casa, lava los platos a mano después de comer, resulta complicado fumar con las manos mojadas.

Para de fumar ahora y te lo agradecerás el resto de tu vida.

Aquí puedes descargar GRATIS como estar un día entero sin fumar

Ahora deja un comentario sobre este post, tu reflexión contribuirá a la mejora de este mundo. Gracias por tu tiempo.

Luis Ángel Marqués.

Publicado en Adicción y dependencia, Ansiedad y tabaco, Claves para dejar de fumar, Efectos del tabaquismo, Ley Antitabaco, Síndrome de abstinencia o mono, Técnicas para dejar de fumar | Etiquetado , , | 2 comentarios